gallery/1435337774_facebook
gallery/bannerfans_12976932
gallery/lema voces de la vicotira copia

Multimedia

En vivo la mejor Radio  Cristiana parael hogar y los Valores...CLICK EN LAS IMAGENES

Google
gallery/radiobethel

Devocionales

EL MATRIMONIO: “Carencias y virtudes”

Génesis 2:24

 

El matrimonio es uno de los regalos más maravillosos y perdurables que ha hecho Dios a la humanidad. Este plan divino les fue revelado a Adán y Eva en el huerto del Edén. Han pasado más de cinco mil años de historia registrada, pero cada civilización en la historia del mundo se ha comunicado sobre este mandato. A pesar de los escépticos de hoy que afirman que el matrimonio es una invención pasada de moda hecha por cristianos de mentes cerradas, el deseo de hombres y mujeres de “dejar” y “unirse” ha sobrevivido y prosperado a través de tiempos de paz, prosperidad, hambrunas, guerras, epidemias y cualquiera otra posible circunstancia y condición.

 

En virtud del pacto de amor conyugal el hombre y la mujer que se casan ya no son dos, sino “una sola carne”, constituyen en lo conyugal una unidad de tal naturaleza que el marido pasa a pertenecer a la mujer, en cuanto esposo, y la mujer al marido, en cuanto esposa. Hasta tal punto que cada uno debe amar al otro cónyuge como así mismo y más.

 

En la unión matrimonial de un hombre y una mujer no importa que autoridad reconocida oficie, sea ministro evangélico, sacerdote católico, abogado, notario, o juez, Dios le imparte su aprobación y Dios los junta, pues dice la Biblia: “Porque no hay autoridad sino de parte de Dios, y las que hay, por Dios han sido establecidas” (Romanos 13:1).

 

Amar, respetar y cuidar a sus esposas como Cristo amó la Iglesia es la ponderancia de la Palabra de Dios, así como de respeto y sujeción de la mujer al esposo. Pero esto se mal interpreta o no se cumple en la mayoría a cabalidad, no porque no se pueda, sino más bien no se permite llevar esta relación entre dos personas que se aman por el hecho del ORGULLO; y la falta de espiritualidad en la pareja. Aunque las carencias en los matrimonios son variables, si decir que un matrimonio en la etapa joven, llevará consigo a madurar ciertas costumbres en etapa adulta, que se pudo hacer en la etapa jovial. El manejo del dinero, otra carencia en muchos hogares bien sea la escasez, la mala administración, el despilfarro traen consigo problemas matrimoniales que causan desánimo y problemas conyugales.

 

El aburrimiento o monotonía en las parejas traen consigo una falta de interés hacia la otra persona, que va quitando el amor estas carencias y otras más hablaremos a profundad bajo este tema; si recordar y ENMARCAR muchas, pero muchas VIRTUDES y Bendiciones que el matrimonio nos da, entre otras satisfacciones, La dicha de compartir penas y alegrías. Pocas enfermedades son peores ni más tristes que la de vivir solos.

 

El matrimonio da cauce satisfactorio y ennoblece la vida sexual humana. Asegura la crianza y educación de los hijos, los nietos proporcionan satisfacciones incomparables. Vemos en ellos una prolongación de nuestras vidas. Cuando muramos, nos consuela que algo nuestro perdurará.

 

Cuando una tarea se realiza entre dos, no se hace el doble que uno sino el triple o más. Aparte de que muchos trabajos no puede o es difícil hacerlos una sola persona.


Los niños criados en familias intactas tienen, como media, mejores resultados académicos, más salud emocional y menos problemas de comportamiento. Estas y más seguiremos hablando de ellas y son muchas!

Para terminar, debe admitirse que ha habido periodos en la historia cuando la homosexualidad ha florecido. Como en las ciudades bíblicas de Sodoma y Gomorra, también en la antigua Grecia y en el Imperio Romano. Ninguna de estas civilizaciones sobrevivió. Es más, aún cuando se toleró la perversión sexual, el matrimonio siguió sien¬do honrado por leyes y costumbres. El consejo a las parejas jóvenes es simplemente este: no permitan que la posibilidad del divorcio entre en sus pensamientos. Incluso en momentos de gran conflicto y desaliento, el divorcio no es la solución.

 

Instituciones cristianas, proporcionan apoyo a la familia, programas para niños, terapia de pareja y prematrimonial, talleres y retiros centrados en la construcción de un buen matrimonio. Por ende siempre es aconsejable aún no siendo muchas parejas casadas creyentes de un Dios único y Verdadero, es que busquen el consejo amigo de las Escrituras (La Biblía), hay un Dios dispuesto a escucharlos y ayudarlos a través de sus ministros. No se ahoguen solos.

 

Tampoco crean en la simple existencia de sus familias, y no necesitar de un Dios amigo y Verdadero; el peor error es sacar a Dios de sus hogares, esta no es una opción, es estrictamente necesario poner a Dios, el centro de nuestros hogares, si queremos ver buenos y largos días.

 

Y para los creyentes casados, a mantener nuestro pacto, a pedirle a Dios que siga dirigiendo nuestros hogares, a congregarnos, a cumplir con la Palabra de Dios de hablarle a nuestros hijos esta verdad y actuar con esta Verdad! con nuestro ejemplo. Sean felices lo tienen todo para serlo

Dios los bendiga!

 

gallery/bodas-oro-vestido-696x364