gallery/1435337774_facebook
gallery/bannerfans_12976932
gallery/lema voces de la vicotira copia

Multimedia

En vivo la mejor Radio  Cristiana parael hogar y los Valores...CLICK EN LAS IMAGENES

Google
gallery/radiobethel
gallery/colabora copia
Texto ¿Qué es PayPal?

Qué es

Devocional

gallery/lema face agosto

LA DICHA DE ESTAR CON DIOS

2 Corintios 5:1

Cuántos alguna vez han querido volver a casa?

Cuando empezamos este camino hubo fe, aunque desconocimiento; muchos adquieren conocimiento de Dios y su palabra, y no tienen fe, la fe en ellos se desvanece y otros se apartan, se apartan a lo que un día dijeron nunca hacer, nunca caer o nunca llegar a ser ese tipo de personas que no serían; desconocidas totalmente; esto es triste; perdieron el hacer la voluntad de Dios en sus vidas, porque aún ellos mismos llegan a desconocerse.

Porque como niños un día venimos a Dios y como niños empezamos a conocer a Dios, maravilloso! Qué pasó entonces? ¿por qué queremos ser como adultos? 

Mateo 5:3 “y dijo: De cierto os digo, que si no os volvéis y os hacéis como niños, no entraréis en el reino de los cielos.”

El conocimiento y años de vida cristiana pueden hacer que perdamos comunión con Dios, recuerden “si no os volvéis y os hacéis como niños." Aquí los discípulos no estaban queriendo vivir como niños al lado del señor sino como personas de reconocimiento y grandes puestos.

¿Cuánto tiempo tiene usted de cristiano? Todavía se siente un niño al lado del señor? O cree que usted ya está demasiado grande y con conocimiento? Te sientes dueño de algo? o crees que mereces más?

Oiga esto amigo, hermano de fe en Cristo: “UD Y YO NO SOMOS DUEÑOS DE NADA” así como el hombre común se hace dueño del mundo sin serlo, el cristiano menos, no es dueño de absolutamente nada aquí!. Aún los hijos no son nuestros; los cuidamos, nos obsesionamos con ellos, pero no son nuestros ( de esto también daremos cuenta). Esta tierra no es nuestra morada; dolor, muerte, preocupaciones, tristezas y siempre alguna vez nos preguntamos ¿por qué?

Yo le responderé, porque no eres de aquí, todas estas acciones son del hombre que está fuera de la voluntad de su señor.

Dios siempre dirá: Te espero en casa! Nuestra ciudadanía está en los cielos, Filipenses 3:20. Las alturas están hechas sólo para algunos, montañas, riscos, así también los que están en lo bajo no son capaces de vivir arriba, así debemos ser los de arriba!. Veo mucho creyente anestesiado a vivir aquí; he notado la gente del común y aún creyentes de años que por más que se les diga: esta tierra no es tu casa, deja todo eso! Este no es tu futuro!, no lo harían, por qué?; porque extrañan esto aquí.

Ester, la reina judía que fue escogida por Dios para traer salvación a su pueblo, contestó a Mardoqueo quien le pidió interceder ante el rey por su pueblo. “ Yo no he sido llamada para ver al rey en estos 30 días” y Mardoqueo le contesta: 
“ No pienses que escaparéis en la casa del rey” Ester 4:13

Sentir que estamos en nuestro hogar es CATASTROFICO. sentir que esta es nuestra morada o nuestra esperanza sería una desdicha, aunque ya muchos se hacen esa idea de vivir en este mundo, cuando nuestra morada es eterna, pero en los cielos, porque aquí sólo somos peregrinos y sí, volveremos en el Milenio según la bíblia pero no será eterno, y mucho menos anciariamos vivir hoy, amigo, hermano. La dicha de volar amado que lee, es indescriptible, “Bienaventurado los que son llamado a las bodas del cordero.” Y en este vuelo no irá ninguno que ame a este mundo, sus deseos, sus placeres, sus costumbres. Dios desea que estés estimulado en el cielo y no de la tierra.

El envejecer nos hace pensar “Vamos a Casa”, nos dice: “Este no es nuestro hogar” los años nos dicen: ¡tienes que irte pronto! Por eso, porque alguien ocultaría sus canas? Porque cambiará alguien el color de sus canas? No sé por qué alguien tiene su edad, 30, 40, 50 y quiere parecerse a un(a) joven de quince años? ¿ por qué cubrir las arrugas?. Eso sería sentir que este es nuestro hogar, le estarías diciendo a Dios, no quiero verme envejecido, quiero verme bien aquí. No quiero ir a casa. Eso es Catastrófico amigo, creyente!

Desead, como niños recién nacidos, la leche espiritual no adulterada, para que por ella crezcáis para salvación dice la bíblia, 1 Pedro 2:2 dando a entender que no es con pensamiento de adulto o de sabelotodo que se escucha el mensaje de Dios, sino como niños, humildes, sin prejuicios, por qué querer ser una bíblia del conocimiento y no tener sencillez ante Dios?, por qué creer que ya me conozco los mensajes o pretender conocer lo suficiente, y decir: no tengo por qué estar aquí escuchando otra vez lo mismo? esto suele pasar en creyentes y ministros conocedores de la palabra. Hay que desear como niños, su voluntad, su trato, saber que cada vez el señor habla y quiere hacer en nosotros su voluntad. Es usted como niño cuando Dios le habla.?

La dicha de volar y estar con el señor se hace inminente, desde el cielo, Dios tiene preparado todo!, y lo que se desea es cambiar la actitud de la vida: Nada nos pertenece, sólo la fe y nada merecemos por esta fe, para que no crea que Dios le debe algo a alguien por seguirlo a Él, porque aún nuestras coronas dice la bíblia, las arrojaremos a sus pies y adoraremos Apocalipsis 4:10.

Así que en este vuelo, no irá ninguno sin invitación, ósea La fe. Es el boleto de partida la fe con la cual iniciamos nuestra conversión y con la que agradaremos a Dios, no son los pesares los que Dios ve en usted y en mí para que Dios nos abra sus moradas, es la fe y es lo que enlaza la cabeza que es Cristo y su iglesia que es el cuerpo. 

Tampoco en este vuelo irá alguno vestido de negro, el traje tiene que ser blanco, y para ponerte tu traje blanco es necesario limpiarse, ¿con qué?. La sangre de Cristo nos limpia de todo pecado dice su palabra 1 Juan 1:7.

Y por último, en este vuelo no irá ninguno arrugado o manchado en su vestido, así tenga su vestido blanco, La dicha de estar con Dios no se cumplirá si en tu interior miras y ves recuerdos, nostalgia de la vieja vida, de dejar este mundo, enojos, mentiras, infidelidades con el cónyugue con Dios. 

¿que ves en tu interior? Reflejas a Cristo o a ti mismo?. Cuando un soldado viene de la guerra, sabe que nada de aquí lo detendría, diría: nada me puede atraer; casa, carro, posición, soy un Soldado. Y nunca dejará de serlo, así contigo, el deseo divino es que nunca pierdas tu posición de valiente, de ser un creyente cristiano de Dios, apartado para Él, apartado de las costumbres del mundo, y sí, aún muchas costumbres pecaminosas familiares no son buenas ante los ojos de Dios. Qué decidirás entonces?

Debes entregarlo todo aquí, estar preparado siempre y sólo tener un tu corazón una nostalgia, y es la de querer estar con el señor! esa será la mochila que yo cargue, un deseo de querer estar pronto, pronto con mi señor. Porque no sabes cuando regresarás a casa, amigo, hermano.

Les dejaré las últimas palabras que un Coronel del ejército dijo a su pelotón, joven y novato antes de ir a la guerra, sin saber si volverían a ver sus familias y queriendo estar con ellos:

“No les puedo prometer devolverlos a todos vivos a casa. Pero de una cosa estén seguros: cuando entremos en combate yo seré el primero en entrar en batalla y el último en salir . Y no abandonaré a nadie, Vivos o muertos nos iremos a casa juntos”

Coronel Harold Moore. Vietnam 14 de Noviembre de 1965 BATALLA EN EL VALLE DE LA MUERTE

VIVOS EN SU RESURRECCION O MUERTOS EN CUERPO Y RESUCITADOS POR EL, VOLVEREMOS A CASA, DIOS LES BENDIGA!

Hno. Alejandro